El Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado este martes el uso obligatorio de mascarilla para mayores de seis años en la región. Así, desde este miércoles, 15 de julio, será obligatorio llevarla en la vía pública, en espacios al aire libre y cerrados de uso público o abiertos al público, aun cuando pueda garantizarse la distancia de seguridad. El incumplimiento se multará con 100 euros.

Además, el uso obligatorio de mascarilla se extiende también a los paseos y desplazamientos por playas y piscinas, aunque en este contexto no será obligatoria durante el baño ni mientras se permanezca bajo la sombrilla, siempre que se pueda respetar la distancia interpersonal.

En este sentido, el consejero de Salud de la Junta, Jesús Aguirre, ha explicado en rueda de prensa que en "los paseos en la playa y piscina será obligatoria la mascarilla", mientras que "en el momento de bañarse no será obligatoria", ni tampoco "en el ámbito estrictamente familiar en la playa o la piscina".

Por otra parte, la mascarilla será también obligatoria en el transporte público y en los vehículos privados, cuando los ocupantes del coche no convivan.

 

Excepciones de la norma

Quedan exentos de la obligación del uso de la mascarilla, además de los menores de seis años, las personas con enfermedades o dificultades respiratorias que puedan verse agravadas por su uso. También quienes, por razón de discapacidad o dependencia, no dispongan de autonomía para quitarse la mascarilla o presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización.

A la hora de practicar deporte individual al aire libre tampoco se exigirá llevar mascarilla, ni en supuestos de fuerza mayor o situación de necesidad, ni cuando por la propia naturaleza de la actividad el uso de la mascarilla resulte incompatible. Tampoco se tendrá que usar, según ha detallado Aguirre, en "los ámbitos estrictamente familiares".

No obstante, la Consejería de Salud recomienda usarla también en espacios privados cuando se reúnan personas no convivientes, aun cuando pueda garantizarse la distancia de seguridad.

Aguirre, que ha defendido esta nueva norma como "una necesidad" y "una responsabilidad" hacia las personas más vulnerables ante el coronavirus, ha apelado particularmente a los jóvenes, y se ha referido a aquellas situaciones "donde estemos reunidos con personas que no sean del ámbito familiar". Asimismo, ha calificado de "desmadre" las aglomeraciones vividas este fin de semana.

La orden entrará en vigor a las 00:00 horas de este miércoles, 15 de julio, según ha precisado el presidente andaluz, Juanma Moreno, que ha pedido "máxima colaboración" a la ciudadanía.