El mismo día en el que la mitad de los españoles pasan a la fase 1 del plan de desescalada los presidentes de Andalucía, Madrid y Comunidad Valenciana han manifestado su descontento con los criterios del Gobierno para permitir el cambio de fase de algunas provincias.

Fernando Simón y Salvador Illa explicaron los parámetros que se tuvieron en cuenta con las solicitudes de las autonomías, como la disponibilidad de camas UCI, los casos detectados por PCR o la capacidad de atención primaria. Pero los líderes regionales consideran que no ha habido una transparencia total durante el proceso.

Andalucía pide el pase de Granada y Málaga

El presidente de la Junta de Andalucía solicitó que toda la comunidad avanzara hacia la fase 1 desde este lunes, pero que el centro de Granada y Málaga lo hicieran con medidas restrictivas, como la prohibición de espectáculos al aire libres, la celebración de reuniones o de grandes velatorios.

Finalmente, las autoridades sanitarias optaron por dejar en la fase 0 a estas dos provincias. Una decisión que no sentó bien en el seno del Ejecutivo andaluz, que ya ha anunciado que solicitará "formalmente que Granada y Málaga se incorporen en su totalidad a la fase 1 lo antes posible".

En este sentido, Juanma Moreno ha criticado en una entrevista en 'Espejo Público' la gestión del Gobierno, considerando que "no han hecho las cosas bien" con estas dos provincias andaluzas. "Al País Vasco le han dado la posibilidad de decretar el margen de movilidad y nosotros estábamos dispuestos a que una zona sanitaria no pudiera pasar", ha señalado el presidente.

Así, ha asegurado no entender la decisión del Ministerio de Sanidad. "Seguimos sin tener una explicación convincente y reivindicamos transparencia y criterios objetivos para todos".

La Comunitat Valenciana defiende el cumplimiento de los parámetros

La Generalitat valenciana solicitó la fase 1 para Castellón, Valencia y Alicante al completo, al considerar cumplidos todos los criterios exigidos por las autoridades sanitarias. Sin embargo, solo diez departamentos sanitarios han avanzado este lunes hacia el desconfinamiento.

En concreto, lo han hecho las regiones sanitarias de Vinaròs (Castellón), Requena (Valencia), Xàtiva-Ontinyent (Valencia), Gandia (Valencia), Alcoy (Alicante), Dénia (Alicante), La Marina Baixa (Alicante), Elda (Alicante), Orihuela (Alicante) y Torrevieja (Alicante).

La Generalitat solicitó el cambio de fase para todas sus provincias, pero solo han pasado diez regiones sanitarias

Al igual que al Ejecutivo andaluz, esto tampoco sentó bien en el Gobierno de la Comunitat Valenciana. El mismo día que conocieron la decisión, la Generalitat exigió que se justificara "adecuadamente y por escrito la decisión adoptada, dado el coste sanitario, económico y social de la medida".

Mientras, Ximo Puig ha aseverado en Al Rojo Vivo que "no se ha actuado de una manera justa con la Comunitat Valenciana", por lo que ha reclamado "claridad, transparencia y objetividad" en el proceso de cambio de fase y "reglas claras, parámetros objetivables y la máxima transparencia".

Por su parte, la consellera de Sanitad, Ana Barceló, defendió que "la Generalitat Valenciana tiene como máxima prioridad la salud de las personas, y seguirá trabajando para combatir la pandemia y proteger a los valencianos y valencianas, como ha hecho desde el primer día", insistiendo en que cumplían "con los requisitos".

Madrid asegura que aumentará su capacidad

Rodeada de discrepancias en el Gobierno de coalición, la dimisión de la directora general de Salud Pública y el número de contagiados, la solicitud de la Comunidad de Madrid para cambiar fase generó un gran revuelo. En un principio, la presidenta se mostró cauta para tomar esta decisión, pero finalmente optó por pedir pasar a la fase 1.

Si bien, el Ministerio de Sanidad, denegó esta petición. En su comparecencia junto a Salvador Illa, Fernando Simón insistió en que Madrid y Cataluña son territorios sensibles por su "densidad de población, la movilidad de esa población y el intercambio nacional e internacional" al que pueden estar expuestos a medida que cambien de fase.

El propio consejero de Sanidad madrileño admitió que que la región no cumple las ratios de camas por habitante que exige el Ministerio de Sanidad, pero ha asegurado que pueden alcanzarlo gracias a la "flexibilidad" y a la "capacidad de respuesta" del sistema sanitario de la región.

Madrid asegura que hará más test PCR y contratará a más personal

Por ello, tras conocer la decisión del Gobierno central la Comunidad de Madrid anunció que se ponía en marcha para solicitar de nuevo el pase a la fase 1 a partir del 18 de mayo. Así, fuentes del Ejecutivo regional a laSexta han apuntado que tienen capacidad "para hacer 11.000 pruebas diarias de PCR" y que estos días "se aumentará a 15.000"

En este sentido, han asegurado qque "la Consejería de Sanidad volverá a solicitar el cambio", previa ampliación de la capacidad de detección de Atención Primaria, que, según concluyen, es lo que "realmente reclama el Ministerio de Sanidad".

Por su parte, Isabel Díaz Ayuso ha anunciado en una entrevista en 'Onda Cero' que van a crear un hospital como el de Ifema, pero de manera permanente por si hay un rebrote u otro tipo de epidemia. Además, ha señalado que se reforzará el ámbito sanitario en las residencias de ancianos, que son uno de los colectivos más vulnerables.