El independentismo ha protagonizado movilizaciones contra la inhabilitación del president Quim Torra durante esta tarde frente a los ayuntamientos catalanes. En Barcelona y Girona se han producido algunos altercaos.

Concretamente, en la capital catalana varios centenares de participantes de la manifestación han abierto con violencia las puertas del parque de la Ciutadella que da acceso al Parlament. Además, han lanzado piedras y vallas contra el cordón de los Mossos d'Esquadra que custodian el edificio. También han formado barricadas y quemado algunos contenedores de basura en las calles aldeañas.

Los CDR, que habían invitado a los manifestantes a llevar bolsas de basura, también han lanzado bolsas de basura a los mossos que estaban custodiando el edificio de la Delegación del Gobierno en Girona.

Más tarde se han desplazado hasta la plaza del ayuntamiento, donde había más manifestantes, han prendido fuego a una bandera española y se ha leído un manifiesto denunciando que el Estado les ha vuelto a tratar como ciudadanos de segunda.

 

Las organizaciones que se manifiestan

"Los socios han dejado claro que están en total desacuerdo con que el Govern acate la inhabilitación y que se quieren movilizar para exigir una respuesta política contundente por parte de las instituciones", sostiene la Asamblea Nacional Catalana en un comunicado.

Bajo el lema "Defensem el president, lluitem la independència" ("Defendamos el 'president', luchemos la independencia), la ANC han exigido una respuesta "contundente" las instituciones. El 94,59% de los participantes se han pronunciado en contra de acatar la ratificación del Tribunal Supremo.

Òmnium Cultural ha organizado la protesta de forma conjunta en la Plaza de San Jaume. La entidad presidida por Jordi Cuixart ha asegurado en Twitter que la inhabilitación del president es "un grave atentado al autogobierno de Catalunya" y la "enésima venganza de los poderes del Estado en su guerra sucia contra el independentismo".

Los Comitès de Defensa de la República (CDR) también han llamado a movilizarse contra la sentencia a las 19:30 horas en los Jardinets de Gràcia de Barcelona en una manifestación que ha recorrido las principales calles del centro custodiada fuertemente por los Mossos d'Esquadra.

"Preparémonos para avanzar con una ruptura democrática"

Por su parte, el propio Quim Torra ha calificado la inhabilitación de "golpe urdido por el Estado" y "con venganza". En su primera comparecencia desde el Palau de la Generalitat, Torra ha defendido que han sido "unos jueces, y no el pueblo de Cataluña, los que han decidido que no puedo ser más el presidente".

Así, el presidente de la Generalitat ha hecho un llamamiento a los independentistas para que acudan a las urnas en pocos meses y para que se preparen para una "ruptura democrática pacífica y desobediente", la cual dice que es el único camino para la libertad de Cataluña.