El ayuntamiento de Boadilla del Monte, en Madrid, ha otorgado a Ana Garrido, la funcionaria que denunció el caso Gürtel, la Encina de Oro, la máxima distinción del municipio por su colaboración en la investigación de la trama en un acto que contó con la presencia de Hervé Falciani.

Ambos han cargado duramente contra las personas que están señaladas por tramas corruptas y paraísos fiscales. "Hay mucho dinero en paraísos fiscales, mala suerte que no están a nuestro nombre. [...] Tenemos mucho dinero, no lo sabemos pero ese dinero es nuestro", ha ironizado Falciani. "Hemos decidido entre varios denunciantes de corrupción y la 'Plataforma Por la Honestidad' reunirnos con todos los grupos parlamentarios", ha anunciado Ana Garrido.