En su comparecencia ante los medios de comunicación tras su destitución como portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo también se ha referido a sus polémicas palabras sobre el padre de Pablo Iglesias.

La política del PP ha mostrado su malestar porque esas palabras en las que llamaba al vicepresidente del Gobierno "hijo de terrorista" fueran borradas de las actas del Congreso. Álvarez de Toledo ha anunciado que va a recurrir ante el Tribunal Constitucional esa decisión ya que afirma que esas palabras "no expresan una opinión sino un hecho subrayado por el propio Iglesias cuando dice que su padre fue militante del Frap".

"Lamento mi destitución, es perjudicial para el PP"

Cayetana Álvarez de Toledo afirma no estar de acuerdo con los motivos de Pablo Casado para destituirla como portavoz del PP: "Cree que mi concepción de la libertad es incompatible con su autoridad".