Lluvia de críticas al Ayuntamiento de Madrid por distribuir un marcapáginas de Navidad con los Reyes Magos que muestra al rey Baltasar con la piel blanca.

Algo que no ha pasado inadvertido para la oposición, que lo ha criticado a través de Twitter. "¿Notáis algo extraño en los tres Reyes Magos?", ha señalado Más Madrid, junto a una imagen del polémico marcapáginas.

"Según Almeida se debe a un error de la empresa encargada, y nos preguntamos nosotras, ¿es que nadie de la Junta supervisa los contenidos del material de las actividades que organizan?", ha aseverado la formación en el distrito de Moncloa-Aravaca.

 

Por su parte, la portavoz de Más Madrid en el Consistorio, Rita Maestre, ha aseverado que "modificar una imagen para cambiarle el color de la piel a un rey mago no es un 'error'" sino "un acto deliberado", "de los que le gustan a la extrema derecha".

 

El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado en rueda de prensa que "fue un error que se cometió por parte de la empresa que se ha contratado por la Junta de Moncloa".

"Le hemos dicho a la empresa que tiene que subsanarlo lo antes posible y que por tanto tiene que atenerse a la tradición y al imaginario popular que tenemos respecto a los Reyes Magos, más aún cuando el rey del alcalde es el rey Baltasar", ha agregado este lunes.

Según el Gobierno local, la empresa les envió, en un principio, el polémico diseño junto a otros dos -uno con la Virgen, San José y el Niño Jesús y otro que muestra a Baltasar como un hombre negro- y, aunque el diseño polémico se descartó, de acuerdo con el Consistorio, la empresa lo imprimió y distribuyó por error.

El primer edil madrileño ha incidido este lunes en que Baltasar es su rey mago favorito: "Insisto, es mi rey. Mi rey mago. Mi rey es Felipe VI", ha bromeado.

Sin embargo, el tema no ha hecho ninguna gracia a las organizaciones antirracistas, que consideran que cualquier error que evoque discriminación es muy serio.