El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, ha desvinculado el cese de Pérez de los Cobos del informe sobre el 8M. Sin embargo, altos mandos de la Guardia Civil aseguran a laSexta que, desde el Ministerio, se exigió, a través de una llamada telefónica, información sobre la investigación que llevaba a cabo el equipo de Pérez de los Cobos.

El coronel les dijo que no podía informar porque la investigación pertenecía al ámbito judicial y cometería una ilegalidad. Sería la propia directora general de la Guardia Civil la que en esa misma llamada telefónica le transmite al coronel que eso habría provocado una pérdida de la confianza.

Marlaska ha insistido en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros que ese cese responde a la política de reconstrucción de nuevos equipos dentro del ámbito de máxima confianza. Así, han afirmado que ha habido un "descontento pos sus últimas actuaciones", según ha podido confirmar laSexta.

Informe sobre el 8M

Este coronel de la Guardia Civil coordinó el dispositivo policial con motivo del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 en Cataluña, y tuvo que declarar hace unos meses por la actuación de las autoridades entonces. En el juicio a la cúpula de los Mossos d'Esquadra aseguró que si hubiera ejercido el mando sobre el dispositivo para el 1-O, "su primera decisión habría sido apartar al mayor Josep Lluis Trapero" porque "estaba permanentemente poniendo palos en la rueda".

El coronel juró en abril de 2018 su cargo como jefe de la comandancia madrileña de la Guardia Civil en sustitución de Santiago Caballero, que dejó este puesto tras ascender a general.

Por este motivo, según ha podido saber laSexta, fuentes de la Guardia Civil apuntan a que detrás del cese estaría la realización del informe que ha sido remitido a la juez en el que se vinculaba la manifestación del 8-M con el incremento de contagios.

Interior anuncia la equiparación salarial

En plena polémica por el cese del coronel de la Guardia Civil Pérez de los Cobos, Fernando Grande Marlaska ha comparecido en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros para anunciar que se va a subir el sueldo a policías y guardias civiles.

Interior va abonar el tercer tramo de la equiparación salarial de Policía Nacional y Guardia Civil con las policías autonómicas aprobado en 2018, después de que entre ese mismo año y 2019 se hubieran hecho efectivos los dos primeros tramos, con un importe total de 560 millones de euros.

El momento elegido por el ministro para este anuncio ya ha recibido las críticas del líder de la oposición, Pablo Casado, que ha denominado "un insulto a la Guardia Civil y al Estado de Derecho" al considerar que el presidente del Gobierno esta "tapando el cese del responsable de la investigación sobre los presuntos delitos el 8-M con la equiparación salarial que aprobó el PP hace dos años" y que el propio Gobierno "se había negado a pagar".