El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, acompañado del delegado del área de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, ha repartido esta pasada noche chocolate con churros de Chocolatería San Ginés en uno de los parques municipales de maquinaria de recogida de residuos para agradecer a todos los operarios su labor durante la crisis provocada por el Covid-19.

Además, se enviaron más raciones a los otros tres centros de este tipo que existen en la capital, grandes instalaciones en las que se guardan, conservan y reparan los camiones de recogida de residuos y de las que salen diariamente los servicios en los tres turnos de trabajo, ha informado el Consistorio.

 

En total se repartieron 500 raciones de chocolate con churros para los 250 operarios y los 170 conductores que salieron anoche.

Respecto a estos servicios, se mantiene con normalidad la recogida de las cinco fracciones de residuos durante el estado de alarma. Al comienzo de la crisis, el Ayuntamiento de Madrid hizo un recordatorio a los madrileños para separar los residuos domésticos correctamente.

En los domicilios donde no haya ni confirmaciones ni sospechas de infectados se deben separar los residuos con normalidad, atendiendo a la clasificación de envases (cubo amarillo), vidrios (verde), papel y cartón (azul), orgánico (marrón) y restos (naranja). Ante el uso masivo que se está haciendo de guantes y mascarillas hay que recordar que ambos deben ir siempre al cubo naranja.

Si bien, en aquellas viviendas donde haya una persona infectada, el portador del coronavirus, que debe permanecer aislado, debe tener dentro de la habitación una papelera de tapa y pedal donde depositar todos los residuos que genere sin separarlos por fracciones (bolsa 1). Para retirar la bolsa adecuadamente es necesario cerrarla de forma correcta y que la persona cuidadora del enfermo la meta, sin abandonar la habitación pero cerca de la salida, en una segunda bolsa junto con el material desechable del cuidador: guantes, mascarillas (bolsa 2).

Esa segunda bolsa se depositará con los residuos del hogar de la fracción resto (bolsa 3). Es necesario que todas las bolsas se cierren correctamente. Esta última bolsa se depositará exclusivamente en el contenedor de tapa naranja.