El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha adelantado que no se va a "derrochar el dinero público de los madrileños ni el dinero de la administración de Justicia en la búsqueda de venganzas estériles".

Lo dice tras conocerse el cese de la abogada que estaba preparando el recurso ante el Tribunal Supremo contra la sentencia exculpatoria al equipo de la exalcaldesa Ana Botella por la venta de viviendas públicas a un 'fondo buitre'.

El recurso es un mandato del Pleno del pasado 29 de julio, el primero del Gobierno PP-Cs, que salió adelante con los votos de Más Madrid y PSOE junto a la abstención de Vox.

La proposición incluía que la EMVS lo presentara en el plazo de 30 días.

Almeida ha justificado el cese de la letrada de la EMVS, Paloma Herranz, asegurando que "es exactamente lo mismo que hizo el equipo anterior de Gobierno", como ha declarado a los medios de comunicación durante la celebración del XXXVIII del Día del Niño.

"La persona que ha sido cesada no era la persona que estaba cuando llegó el equipo de Gobierno de Ahora Madrid y nadie les discutió su potestad de reorganizar los servicios", ha trasladado a los periodistas.

Almeida ha afeado que la izquierda les critique por hacer lo mismo que ellos hicieron antes, lo que le ha llevado a reprochar que apliquen "unos estándares y unos criterios distintos de actuación".