Poco después de la muerte de Alfredo Pérez Rubalcaba, Mariano Rajoy ha escrito un artículo en El País en el que ha hablado de él como "un adversario brillante y leal".

Mariano Rajoy no sólo ha querido reconocer la figura política, sino también la personal de Alfredo Pérez Rubalcaba. Ha destacado que ha sido un hombre de Estado, "una de las figuras más importantes de la historia reciente de España".

El expresidente del Gobierno admite que pese a los encontronazos parlamentarios era un adversario leal muy pendiente de la negociación. Además, Rajoy apunta que tuvo una dialéctica brillante y habla de un político en desuso con un discurso sólido.