La alcaldesa socialista de Móstoles cede tras la polémica generada por la contratación de su hermana como responsable de redes sociales del Ayuntamiento y el ascenso de su tío. En un comunicado este jueves, ha anunciado que revocará el nombramiento de su hermana y ha pedido "disculpas a los vecinos que se hayan sentido molestos" por este asunto.

No obstante, defiende que su hermana es "una persona capaz, profesional y que hubiese sido un activo incuestionable para esta ciudad". "Ha coincidido que es mi hermana", lamenta la alcaldesa, que en los últimos días ha recibido no solo las críticas de la oposición, sino también de miembros de su partido, y a la que ayer el líder de los socialistas madrileños, José Manuel Franco, le pidió públicamente que rectificase.

Posse lo ha hecho "ante la evidencia de que la designación no ha sido comprendida por la ciudadanía" y sosteniendo que eligió a su hermana para el cargo "sólo pensando en mejorar la comunicación de la gestión municipal". En su nota, la alcaldesa se queja de que su hermana "está recibiendo una presión innecesaria" y apunta que eso la "empuja a tomar esta decisión reconociendo que para el ejercicio de su responsabilidad era una persona idónea".

Tras defender que la revocación del nombramiento es un "acto de humildad y sinceridad" y "no una rectificación", argumenta que con él quiere ser "coherente".

El nombramiento de la hermana de la alcaldesa y el ascenso de su tío, funcionario municipal, a director técnico administrativo de Deportes, generó malestar en una parte del PSOE-M, que en los últimos días exigió a José Manuel Franco actuar contra el "nepotismo" de Posse. En una entrevista en la Ser este miércoles, Franco pidió a Posse que rectificase una decisión que calificó de "poco estética", aunque subrayó que en ella "en principio" no se atisba ni "prevaricación" ni "corrupción".

Gritos de "ladrona" y abucheos

La alcaldesa también sintió presión por parte de los vecinos de Móstoles, que mostraron el descontento durante el pregón de las fiestas patronales. La regidora fue recibida entre gritos de "ladrona" y abucheos.

52.000 euros anuales por llevar las redes sociales

Noelia Posse creó un cargo en el que colocó a dedo a su hermana mediante un decreto y sin pasar por el pleno. El cargo consistía en coordinar "mensajes y redes sociales", y estaba remunerado con un sueldo de 52.000 euros al año.

La alcaldesa también ha ascendido a su tío: de funcionario del área de cultura a director técnico de Deportes. Este cambio ha supuesto un aumento de 1.600 euros al mes.