El Gobierno ha decretado el estado de alarma en Madrid. Una decisión que, según ha explicado Salvador Illa este viernes, busca proporcionar cobertura jurídica al confinamiento perimetral que hasta el jueves estaba vigente en una decena de municipios madrileños.

El ministro de Sanidad ha hecho hincapié en que las restricciones son "exactamente las mismas" que operaban en Madrid y otros nueve municipios de la región hasta la decisión judicial que las revocó ayer. Sin embargo, uno de estos municipios queda fuera del estado de alarma y se libra, por tanto, del cierre, tras mejorar sus indicadores del coronavirus en los últimos días: Alcalá de Henares.

De esta manera, ahora en total son nueve las ciudades madrileñas de más de 100.000 habitantes con restricciones a la movilidad: Madrid capital, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles, Parla y Torrejón de Ardoz.

"Hay un municipio menos, el de Alcalá de Henares, porque ha mejorado su situación y ha podido quedar excluido de estas medidas", ha detallado el ministro de Sanidad, que ha indicado que si mejoran los indicadores del resto de localidades más afectadas, también podrán ir saliendo de estas medidas.

"Así lo iremos haciendo a lo largo de estos días si hay más municipios, como esperamos que sea el caso, que puedan ir saliendo de esta situación", ha señalado Illa, que ha precisado que, con la declaración del estado de alarma, esta decisión será del Consejo de Ministros.

Caber recordar que los criterios que estableció Sanidad para aplicar las medidas restrictivas en municipios de más de 100.000 habitantes fueron una incidencia acumulada en los últimos 14 días superior a los 500 casos de COVID-19 por 100.000 habitantes, una tasa de positividad superior al 10% y una ocupación de camas UCI en la comunidad autónoma en cuestión por encima del 35%.

Según indican los últimos datos epidemiológicos de la Comunidad de Madrid (que puedes ver en el mapa bajo estas líneas), en Alcalá de Henares, a fecha de 6 de octubre, la incidencia acumulada era de 397,14 casos por 100.000 habitantes, por debajo del umbral establecido por Sanidad.