El diputado por Santa Cruz de Tenerife Alberto Rodríguez sustituirá a Pablo Echenique al frente de la Secretaría de Organización de Podemos, según ha podido confirmar laSexta.

Tras los malos resultados obtenidos por la formación en las elecciones del 26M, su líder, Pablo Iglesias, ha comenzado una reorganización en la dirección del partido, apartando a Echenique de la Secretaría de Organización, un cargo que ocupaba desde el año 2016.

A partir de ahora, Echenique se ocupará de dirigir las negociaciones postelectorales con el PSOE. El secretario de Sociedad Civil de Podemos, Rafael Mayoral, insiste en que Echenique es uno de los grandes activos de la formación y "va a seguir jugando en el equipo".

"Lo normal en cualquier equipo es la readaptación de las composiciones", ha dicho Rafael Mayoral, que añade "aquellos que piensan que Echenique va a salir de la escena política se va a llevar un gran chasco".

Rodríguez, "currela, canario y orgulloso de serlo"

Rodríguez, hijo de maestra y electricista y que ha trabajado como operario petroquímico, sorprendió en la pasada legislatura con un emotivo discurso en el Congreso, en el que alabó al exdiputado del PP Alfonso Candón, que abandonaba la cámara para incorporarse al Parlamento andaluz.

"Nunca pensé que fuera a decirle algo así a alguien y menos a un diputado del PP, pero creo que lo vamos a echar de menos", le dijo, "es usted una buena persona".

Su llegada al Congreso, en el año 2016, estuvo marcada por la polémica que generaron las palabras de la entonces diputada popular Celia Villalobos, que se refirió al característico peinado con rastas de Rodríguez de forma despectiva. "Me da igual que lleven rastas, pero que las lleven limpias para no pegarme piojos", dijo entonces Villalobos.

"Currela, canario y orgulloso de serlo", así se define el nuevo secretario de Organización de Podemos.

Días antes de tomar posesión de su escaño como diputado Podemos en 2016, Rodríguez publicó en su perfil de Facebook un comentario no exento de polémica: "No me avergüenzo de haber luchado, de haber defendido los derechos de todos y todas y de haber acabado detenido por ello. No sólo no me avergüenzo sino que lo volvería a repetir. Voy al Congreso, entre otras cosas, para intentar evitar que nadie más en este país tenga que pasar por ello".