Fiel a su estilo, Esperanza Aguirre no ha tardado en contestar a Pablo Casado que, hace unos días, arremetía contra Santiago Abascal por "cobrar de los chiringuitos y las mamandurrias de algún que otro gobierno autonómico", en alusión al de Esperanza Aguirre, que durante su época como presidenta de la Comunidad de Madrid colocó en uno de esos "chiringuitos" al líder de Vox.

Aguirre ha respondido a esas palabras con un dardo hacia el líder del PP: "Casado ha querido dar una patada a Abascal en mi trasero". Y ha dejado este otro mensaje a Casado: "Que sepa que Santi Abascal vino aquí porque en el PP del País Vasco no le dejaron tomar posesión de su escaño".

En su defensa, ha dicho que ella no creó esas instituciones, "ya existían, tanto la Agencia de Protección de Datos como esa institución (la Fundación para el Mecenazgo y el Patrimonio Social) y me parecía de justicia que Abascal, que huía del terrorismo, estuviera allí, estoy muy orgullosa de hacerlo", ha apuntado.

Lluvia de halagos entre Aguirre y Garrido: "Lo va a hacer fenomenal porque se ha hecho liberal"