La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha visitado al exlíder de la ANC Jordi Sànchez y al presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, en la prisión de Lledoners, Barcelona, según ha confirmado Colau en su cuenta de Twitter.

Tras la visita, la alcaldesa manifestó en la red social que la presión preventiva para Jordi Cuixart y Jordi Sànchez es una "grave vulneración de los derechos humanos" que busca "criminalizar el derecho a la protesta pacífica".

 

Además, Colau añade al tuit un artículo de Amnistía Internacional con el que reitera su petición de libertad inmediata para ambos: "No podemos normalizar que se pretenda criminalizar el derecho a la protesta pacífica".

Colau explica que ha visitado a Sànchez y Cuixart, que llevan "más de un año y dos meses en prisión preventiva, sin ninguna justificación".