"Basta ya de normalizar en este país el fascismo". Es el contundente mensaje que ha lanzado Ada Colau tras las amenazas de muerte recibidas esta semana por Pablo Iglesias, Fernando Grande-Marlaska y la directora de la Guardia Civil, María Gámez, y de que Vox las cuestionase durante un debate electoral en la 'Cadena SER' este viernes.

La alcaldesa de Barcelona ha instado este sábado a no "banalizar" ni "tratar la extrema derecha como si fuera una opinión más". "No se trata de una opinión cuando se incita al odio y cuando se incita a la violencia", ha aseverado, durante una intervención antes del Consell Nacional de los comunes.

Colau asimismo ha denunciado el "acoso sistemático" que sufren el líder de Unidas Podemos, la ministra Irene Montero y su familia. A su juicio, el hecho de que los "insultos" y "amenazas" se hayan normalizado ha llevado a los ataques violentos contra las sedes políticas de la formación morada y las "amenazas de muerte gravísimas" que han sufrido Iglesias, el ministro del Interior y la máxima responsable de la Guardia Civil.

La primera edil barcelonesa reprocha que la extrema derecha "lo ha negado" y "banalizado" y que, de esta manera, "ha incitado a seguir ese camino de la violencia". "Esto tiene que ser un punto de inflexión, porque es absolutamente inaceptable en términos democráticos", ha sentenciado.

No son opiniones políticas. Cuando se incita al odio y se incita a la violencia, es fascismo"

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona

Para Ada Colau, hay en marcha una "estrategia fascista" que no solo tiene como objetivo a Podemos y al Gobierno de coalición, sino que también pretende "dividir a la gente trabajadora, acosando, deshumanizando colectivos sociales" como las personas sin hogar y los niños migrantes no acompañados. En este sentido, ha citado los carteles xenófobos de Vox en la estación de Sol, que ha descrito como "calcados de las campañas nazis".

La alcaldesa sostiene que "es momento de hacer una reflexión seria" sobre que "no se puede permitir ni banalizar ni normalizar un día más el fascismo" porque esto -ha advertido- "pone en peligro la democracia, la convivencia y la paz en nuestro país". "No son opiniones políticas. Cuando se incita al odio y se incita a la violencia, es fascismo", ha zanjado.

No obstante, Colau cree que "si han levantado el tono desde la extrema derecha incitando a la violencia y al odio, es porque ellos mismos tienen miedo" ante los próximos comicios en Madrid y ha lanzado un mensaje de "solidaridad" a los madrileños, llamando a la gente "demócrata" y "trabajadora" a movilizarse "en masa" el 4 de mayo "para derrotar al fascismo en las urnas".