Si nadie se mueve, el periodo de investidura pronto dejará paso a un nuevo período preelectoral, y a eso suenan ya muchos de los mensajes de los partidos. "Estamos ante un pacto de investidura en el que el señor Rivera es un pichón", ha dicho Hernando.

En ese fuego cruzado que se reanuda, el objetivo del PP vuelve a ser Ciudadanos, y su mensaje lo lanzan contra los votantes de Rivera que se sientan traicionados por pactar con el PSOE. "Hay mucha gente que votó a Ciudadanos y ahora resulta que están votando al PSOE", afirma el portavoz del PP en el Congreso de los Diputados.

Por su parte, Albert Rivera no se quita el traje de hombre de Estado, más que en sus votantes, él dice que piensa en sus compatriotas, asegurando que "esto es bueno para España, y estoy convencido que es bueno para los votantes también".

En el PSOE siguen confiando en conseguir la cuadratura del círculo para gobernar, pero por si acaso, le van colocando ya a Podemos la etiqueta de salvadores de Rajoy. "Podemos se ha convertido en el mejor aliado de Mariano Rajoy", ha dicho César Luena en Espejo Público.

Para Podemos, sin embargo, es el PSOE quien traiciona a la izquierda perpetuando las políticas del PP, su líder, Pablo Iglesias, explica que "Ciudadanos en el fondo defiende lo mismo que el Partido Popular". A pocos días del primer intento de investidura, los mensajes de los partidos suenan más a fuego cruzado preelectoral, que a intentos de acercamiento.