Euskadi ya ha salido del plan de desescalada y se encuentra en nueva normalidad. Lo ha hecho este viernes, junto a Cataluña y Cantabria, con la que ha abierto las fronteras para permitir la movilidad entre ambas comunidades.

Si bien, la pandemia de coronavirus obliga a mantener ciertas restricciones y medidas de seguridad para prevenir nuevos rebrotes tras la caída del estado de alarma, que finaliza el próximo 21 de junio con la sexta y última prórroga.

Las normas que ha aplicado el Ejecutivo vasco se fundamentan, sobre todo, en el aforo máximo en todo tipo de instalaciones y acontecimientos, que en la mayoría de casos se ha sitúa alrededor del 60%; así como en la distancia interpersonal de 1,5 metros.

Aforo máximo al 60%

En los locales comerciales y en los de restauración y hostelería desaparece el aforo máximo, aunque este se mantendrá al 60% en las zonas comunes de las mencionadas instalaciones. Por su parte, los locales de ocio nocturno y discotecas también mantendrán un aforo máximo del 60%, pero no se podrá bailar y los clientes tendrán que estar sentados.

Mismo aforo para las recintos cerrados que acojan actividades culturales, deportivas y, en general, de ocio. En este caso, los asistentes también tendrán que estar sentados y se tendrá que mantener una distancia de 1,5 metros entre cada uno de ellos. Si se trata de un espacio cerrado solo podrá haber 300 personas, mientras que si es al aire libre la capacidad aumentará a 1.000.

Velatorios e iglesias

En esta fase de nueva normalidad, a los velatorios podrán asistir 65 personas en espacios al aire libre o 30, si se trata de instalaciones cerradas. En cuanto a la comitiva de acompañamiento del féretro, el Gobierno vasco ha establecido que pueda ser de 75 personas.

Mientras, la asistencia a los lugares de culto, como capillas, iglesias o mezquitas, no podrá superar el 75% del aforo. Asimismo, se deberá colocar un cartel o indicación que informe sobre el aforo máximo en un lugar visible de las instalaciones.

Mascarillas

Este elemento de protección seguirá siendo de uso obligatorio, como hasta ahora, en espacios cerrados y abiertos, siempre y cuando no se pueda garantizar la distancia mínima interpersonal de 1,5 metros. También sigue siendo obligatoria la mascarilla en el transporte público, así como en el privado (salvo si en un coche viajan personas que conviven juntas habitualmente).

De esta obligación quedan exentas las personas que tengan enfermedades respiratorias o las dependientes que no tienen autonomía suficiente para poder sacarse la mascarilla por sí mismas. Tampoco será obligatoria la mascarilla en actividades físicas al aire libre.

El mapa de la desescalada

El País Vasco es una de las comunidades autónomas que estrenan la nueva normalidad a partir de este viernes 19 de junio, a pocas horas de la entrada oficial del verano en España. Junto a Euskadi, Cantabria y Cataluña entran ya en esa nueva realidad tras la desescalada. A su vez, Galicia ya lo hizo el pasado 15 de junio. Así queda el mapa de la desescalada.