Ceuta se ha convertido este jueves en escenario de momentos de mucha tensión por la llegada del presidente del Partido Popular, Pablo Casado, en plena escalada verbal entre Marruecos y España tras la entrada masiva de miles de migrantes a la ciudad autónoma. Una vez allí, Casado se ha trasladado a la Plaza de la Constitución junto al presidente, Juan Jesús Vivas (PP), para realizar un acto en el que ha evitado responder sobre la situación de Cospedal.

Al ser un acto celebrado al aire libre, muchos simpatizantes de la formación popular se han acercado a escuchar su intervención, y no han dudado en abuchear e increpar a los medios de comunicación presentes allí cuando estos han preguntado al presidente del PP por una valoración sobre la reciente imputación de la ex secretaria general del partido y de su marido, Ignacio López del Hierro, por la trama de espionaje a Luis Bárcenas en la operación 'Kitchen'.

Casado se la limitado a señalar que "su compromiso con los valores que representa el PP en su servicio público siempre están vinculados a hablar" de lo que le corresponde valorar, al tiempo que ha recordado que hace cuatro meses ya comunicó que no volvería a dar explicaciones sobre ninguna cuestión pasada. Así, hasta en dos ocasiones ha rechazado contestar a esta cuestión, lo que ha sido aplaudido por los simpatizantes que estaban allí: "Ahora tenemos un presidente nuevo. Venía aquí a hablar de Ceuta".

La segunda pregunta ha derivado en un incremento de los abucheos hacia una periodista en cuestión, Carla Álvarez, de laSexta. De hecho, la tensión ha ido a más cuando un hombre que se encontraba en el mitin la ha amenazado tanto a ella como al cámara, Jesús. Precisamente, esta persona ha golpeado el objetivo y le ha amenazado: "¿Me vas a seguir grabando?". El cámara ha respondido: "Estoy trabajando". El hombre ha intentado acercarse en varias ocasiones mientras otras personas le agarraban y le pedían que se tranquilizara.

El presidente Juan Jesús Vivas ha llegado al punto donde se encontraba la prensa poco después de lo sucedido para pedir disculpas. Ha sido cuando ha terminado el acto. Vivas se ha acercado a la periodista y al cámara de laSexta y se ha disculpado por la actitud de los allí presentes. No obstante, ha pedido que se entienda la situación, dado que Ceuta atraviesa un momento muy difícil. A esta cuestión ha respondido Antonio García Ferreras.

"Los periodistas estamos muy preocupados por lo que pasa en Ceuta desde hace tiempo y estamos altamente sensibilizados por su situación, pero tenemos todo el derecho del mundo a preguntar al presidente del PP qué pasa con Cospedal", ha señalado el presentador de Al Rojo Vivo, que ha defendido a la periodista y al cámara y ha añadido: "Al que no le guste, que se aguante".

Por su parte, el PP ha querido aclarar que el acto celebrado por Casado en Ceuta "en ningún caso se trataba de un mitin" y ha querido desvincular lo ocurrido con los militantes del partido: "Las quejas escuchadas ante las preguntas de algunos medios no se han producido por parte de ningún militante del PP, sino por ciudadanos anónimos que se han parado a presenciar las intervenciones de ambos presidentes".