Jorge Fernández Díaz, ex ministro del Interior, ha sido imputado en la 'Operación Kitchen' y el Partido Popular ha movido ficha. Fuentes de la dirección indican que nombrarán un instructor y abrirán un expediente informativo al exdirigente, como marcan los estatutos.

El que fuera ministro durante la etapa de Mariano Rajoy ha sido imputado por su presunta implicación en el espionaje al extesorero del PP, Luis Bárcenas, con fondos reservados durante el Gobierno. No ha ocurrido lo mismo con María Dolores de Cospedal ni su marido, Ignacio López del Hierro.

Según el auto del magistrado, al que ha tenido acceso laSexta, "la presencia de Jorge Fernández Díaz resulta necesaria, útil y pertinente, toda vez que las investigaciones practicadas hasta el momento permiten situar el centro nuclear de la operación en el Ministerio del Interior, desde donde se habría dirigido y coordinado toda la operativa, presuntamente, con la participación directa del ministro".

Así las cosas, la dirección del Partido Popular ha indicado que nombrarán un instructor para tratar este caso y abrirán un expediente informativo al ex ministro de Interior durante el Gobierno de Mariano Rajoy. Una medida que está recogida en los estatutos de la formación.

No vamos a criticar la decisión ni a decir que es una persecución judicial, eso se lo dejamos a otros partidos"

Núñez Feijóo

La primera reacción de los 'populares' la hemos conocido de la mano del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que ha asegurado que su partido respeta "el Estado de derecho" y no va a criticar esta decisión judicial.

"Si el juez o cualquier autoridad judicial considera que una persona debe declarar, pues se le debe llamar. Esto es el Estado de derecho y nosotros lo defendemos. No vamos a criticar la decisión ni a decir que es una persecución judicial, eso se lo dejamos a otros partidos que están en el Gobierno", ha declarado.

Hace unos días fue el propio Pablo Casado el que, en referencia a esta investigación, advirtió de que "caerá quien tenga que caer". "Yo no estoy aquí para arropar a ningún compañero, sino a los españoles que lo están pasando mal", argumentó.

Desde el PSOE, creen que Casado tiene que dar explicaciones en su cuenta de Twitter ha escrito que "al final todos los caminos de la corrupción conducen a Génova 13".

 

Podemos también se ha pronunciado en redes sociales. Y Pablo Iglesias "habla de vergüenza democrática".