En una situación de vértigo en la que un margen ajustadísimo de sólo dos votos podría permitir la investidura de Pedro Sánchez, Tomas Guitarte, diputado de Teruel Existe, está recibiendo fuertes presiones.

En Cutanda y Navarrete del Río, pedanías del municipio turolense de Calamocha, han aparecido varias pinturas atacando a Guitarte tachándole de "traidor".

Con rostro serio, el propio Guitarte desveló en el Congreso este sábado que ya había denunciado las pintadas ante las fuerzas y cuerpos de seguridad y lanzó un contundente mensaje: "Exigimos un respeto para los turolenses, nuestro futuro lo decidimos nosotros".

A pesar de las presiones, Tomás Guitarte dejó muy claro que nada, ni nadie, le amedrentará. No piensa cambiar su voto y se mantendrá en el 'sí' a Sánchez porque es un hombre de palabra: "Teruel Existe va a cumplir con el compromiso hecho en campaña: facilitar la gobernabilidad demandada por la sociedad por evitar unas terceras elecciones y lo hace por responsabilidad institucional".

Las presiones a Guitarte llegan también desde partidos como Vox. El propio Santiago Abascal ha mandado un dardo directo al diputado de Teruel Existe: "Si yo fuera turolense estaría acampado ya en la plaza del Ayuntamiento hasta que el señor Guitarte renuncie a traicionar a todos los españoles y haga que Teruel exista para España, no para someterse a los separatistas".

 

"Ninguna migaja justifica una traición a España"

Previamente, desde la tribuna del Congreso, Santiago Abascal, aseguró que "ninguna migaja, ni mendrugo, ni festín que le ofrezcan justifica una traición a España [...] los electores de Teruel se lo harán pagar".

Después de que inesperadamente Ana Oramas anunciara que votaría 'no' a Sánchez, el cambio de posición complica más la investidura. Sólo una diferencia de dos diputados permitirá que este martes 7 Pedro Sánchez se convierta, salvo sorpresa de última hora, en Presidente por 167 votos a favor, 168 en contra y 18 abstenciones.