El líder de Vox y candidato a la presidencia del Gobierno, Santiago Abascal, ha aprovechado su turno de réplica a la intervención de Mertxe Aizpurua, diputada de EH Bildu, durante la moción de censura para leer uno a uno los nombres de todas las personas que fueron asesinadas por la banda terrorista ETA. Un discurso al que ha dedicado sus 30 minutos de intervención.

Algunos, ha ido diciendo durante la lectura Abascal, tienen familiares que participan a día de hoy de la política o que incluso están entre las filas de Vox. También ha recordado especialmente a aquellos que eran de su pueblo, personas que él conocía personalmente o asesinados que son los padres de amigos suyos en la actualidad.

"De estos casi 1.000 crímenes hay más de 300 sin resolver. Los que dispararon, los chivatos están hoy libres y quizás algunos de los que señalaron a quienes tenían que matar están hoy aquí votando", ha dicho Abascal al concluir. "No quieren hablar de la memoria histórica reciente y de aquellos con los que no se ha hecho justicia". "Disfruten de la impunidad porque pueden estar seguros de que se acabará", ha zanjado.

Los diputados de Vox, que en un primer momento se han sentado, han optado por mantenerse en pie durante la lectura de todos los nombres y apellidos, y han estallado en un sonoro aplauso al término de la intervención de Abascal.

Mertxe Aizpurua, en el turno de palabra que ha precedido a la lectura de los nombres, ha recordado a Vox que "ETA hace nueve años que acabó". "La sociedad vasca está construyendo la paz y en ese camino ni están, ni se les espera". Por eso, ha explicado, "vamos a votar que 'no' al fascismo y al odio y decir 'sí' a los derechos y las libertades", adelantando así su voto en la moción de censura.

Lo cierto es que esta no es la primera vez que un diputado lee los nombres de las víctimas de ETA. Antonio Basagoiti, del Partido Popular, lo hizo en 2013 en un pleno del Parlamento Vasco convocado por EH Bildu para tratar "el conflicto vasco".

"Es una falta de respeto a la memoria de mi padre"

Aunque Abascal ha recibido los aplausos de su bancada, la lectura de los nombres de los asesinados por ETA no han gustado todo el mundo. Una de las voces que se ha alzado en contra de esta "utilización de las víctimas" es la de María Jáuregui, hija del político socialista Juan María Jáuregui, asesinado por ETA cuando era gobernador civil de Guipúzcoa, en el año 2000.

"Es una falta de respeto a la memoria de mi aita que utilices su nombre. No sé si sabrás que mi aita luchó contra el franquismo y era un firme defensor del diálogo y la democracia. No voy a permitir que manches su nombre. Basta ya de utilizar a las víctimas", ha expresado Jáuregui en sus redes sociales, dirigiéndose directamente a Abascal.

 

También el diputado de EH Bildu, Oskar Matute, ha cargado contra Abascal en el Congreso. "Lo único que pido es verdad y justicia para todas las víctimas. Yo no quiero utilizarlas para tapar la falta de argumentos políticos", ha señalado.

"Por respeto a las víctimas, a las que cita y a las que omite deliberadamente diré lo que dije: verdad, justicia y reparación para todas las víctimas, también a las víctimas de violencia parapolicial", ha concluido.