El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha asegurado que el Gobierno vería con buenos ojos un gran acuerdo entre todos los partidos políticos, similar a los Pactos de la Moncloa (que en 1977 reunió a todos los partidos políticos para sentar las bases democráticas y económicas de la España de la Transición) para sacar adelante el país. "Si nos planteamos un proyecto de país, viene bien conseguir la máxima concertación y acuerdo", ha dicho este jueves.

"Cualquier acuerdo para sacar adelante al país, al Gobierno le parecería bien", ha explicado Ábalos en una entrevista en RNE en la que también ha anunciado que el presidente, Pedro Sánchez, "va a hablar con los representantes de los partidos políticos".

Ábalos asegura que Sánchez va a hablar con los representantes políticos tras anunciar ayer que habría contactos para buscar apoyos a los últimos decretos.

Este miércoles, el número 3 del PSOE ya adelantó que el Ejecutivo va a establecer una serie de contactos para buscar los apoyos que permitan sacar adelante el último real decreto, que recoge un nuevo paquete de medidas para luchar contra la pandemia de coronavirus. La oposición, principalmente PP y Vox, han criticado el cese de todas las actividades no esenciales. Pablo Casado ha llegado a amenazas con no apoyar ese decreto, acusando al Gobierno de improvisación.

La oposición, en contra de los últimos decretos

Pablo Casado, en otra entrevista este jueves en Telecinco, que lleva diez días sin hablar con Sánchez: "Hemos intentado desde el principio ser una oposición responsable con sentido de Estado (...) intentaba relativizar que Sánchez no coja el teléfono para llamar al jefe de la oposición que es el que le está apoyando con las medidas de confinamiento".

Casado asegura que lleva 10 días sin hablar con Sánchez: "Nos llame o no nos llame, que sean eficaces".

Asegura que "no está habiendo interlocución, ni con la oposición ni con agentes sociales o CCAA" y ha dicho que es una mezcla "de arrogancia con mentira". "Nos llamen o no nos llamen, que sean eficaces".

"En una situación con esta devastación económica como esta decimos que las medidas económicas sean acertadas. En los primeros decretos aceptamos; el tercer y el cuarto económicos son los que no nos han gustado", ha explicado. A su juicio, "es mejor garantizar que la empresa no cierre a hacer rígido el mercado laboral".