Al encuentro, los protagonistas llegan tras múltiples contactos previos y un desencuentro. Según ha sabido laSexta, a Rajoy le molestaron las formas de Rivera para anunciar sus condiciones.

El líder de Ciudadanos había quedado en llamar al presidente en funciones de cuatro a cuatro y media pero lo hizo sólo tres minutos antes de las cinco. Una llamada a la que Rajoy no respondió pero que devolvió poco después.

En el PP creen que tras las seis peticiones de Ciudadanos, vendrán más. Por el momento, la más delicada, según fuentes del partido, es la apertura de una comisión de investigación sobre el caso Bárcenas. Pero algo se mueve, Rivera ha pasado del veto a Rajoy, a la abstención en segunda votación, hasta el sí con condiciones.

Un deshielo que no se produce en la relación con Sánchez, con el que el Génova reconoce conversaciones, pero complicadas. Aun así los populares son optimistas: hay movimiento y es hacia el desbloqueo.