El calentamiento global, tifones cada vez más frecuentes, mares llenos de plásticos. Gobiernos y empresas toman las decisiones, pero nosotros también podemos aportar nuestro granito de arena.

"Ir en bicicleta, reciclar, usar menos plásticos... parecen cosas pequeñas y que por si mismas no van a revertir todo el problema, pero tienen un efecto en cascada muy importante a nivel social. Te empodera para exigir a los representantes que cumplan con su parte", explica Fernando Valdares, científico del CSIC.

Y sirve de mucho. Entre otras cosas para calmar la ecoansiedad por saber que estamos destruyendo el planeta. "Es esa sensación de bloqueo y de frustración o miedo ante una situación dramática ante una situación en la que uno poco puede hacer", comenta el experto.

Afecta a nuestra salud mental por eso es importante, dicen los expertos, hacer pequeños cambios en nuestros hábitos para sentirnos implicados en el problema y reducir la ansiedad.

Cada día daremos unos consejos en laSexta: cómo evitar las bolsas de plástico, reparar en lugar de tirar, o no contribuir a destruir ecosistemas. Además, en la web podrán calcular cuál es su huella de carbono.

Rellenando diferentes apartados sobre lo que consumimos en vivienda, en vuelos o en el coche sabremos nuestra huella de c02 en planeta. El objetivo es ser conscientes y aprender a compensarlo.