El fotógrafo Danny Sullivan ha captado el triste momento en el que dos oseznos peleaban por un trozo de plástico que habían encontrado en una playa remota de Alaska.

En las imágenes puede verse cómo los dos animales tiran de los extremos del mismo mientras en la arena y agua hay otras basuras, como una botella de leche y envoltorios.

Imágenes demoledoras que, tal y como ha explicado el propio Sullivan, muestran los efectos de la contaminación sobre la fauna, un problema que llega, incluso, hasta las zonas más salvajes de Estados Unidos.

Las fotografías, que fueron tomadas el pasado octubre en Kaktovik, Alaska, no habrían sido posibles en años anteriores, ya que "el área entera habría estado helada". "No habrían podido acceder al plástico, habría estado enterrado", ha señalado Sullvan en el 'Daily Mail'.

Pero esta vez, "ha hecho unos cinco grados más de lo que debería, por lo que el hielo empezó a formarse a final de mes, y no al principio. Algo que acorta el periodo de caza para los osos polares, y que no tardará en tener repercusiones", ha apuntado el fotógrafo.

Dos oseznos jugando con restos de basura | Danny Sullivan

No obstante, ese plástico no debería encontrarse flotando en esas aguas. De hecho, Sullivan sospecha que pudo llegar hasta allí desde muy lejos y cree que la probabilidad de que los oseznos lo hayan ingerido es muy alta.

El fotógrafo, que se encontraba junto a su esposa, no pudo hacer nada ante esta terrible situación, a pesar de la frustración.

"Si hubiéramos tratado de frenarles, su mamá osa habría intervenido. Y, créeme, no nos habría tomado como prisioneros a la hora de proteger a sus oseznos. Tratamos de limpiar toda la basura y el plástico que vemos, pero no siempre es posible, no puedes ponerte en peligro", ha explicado.

Sullivan considera muy posible que los animales ingiriesen plástico: "Los osos polares aman investigar y explorar nuevas cosas, y usualmente lo hacen con sus bocas. No sé si tragaron plástico, pero no me sorprendería".

"Es triste. No es la única vez que vemos basura en los lugares más aislados, preciosos, en medio de la nada. Esto es lo que le hemos hecho al planeta y, aunque tengamos el poder de cambiarlo, las botellas de materiales que no sean plástico no son la regla general y las corporaciones no hacen suficiente. Realmente estamos en camino de destrozar el planeta", ha destacado.