La activista Greta Thunberg ha llegado finalmente a la Cumbre del Clima, donde se ha unido a los jóvenes del movimiento Fridays For Future (FFF), comenzado por ella misma.

Su llegada ha causado un gran revuelo entre los participantes de este evento, que han acudido a hablar con la sueca y a tomarse fotografías junto a ella, convertida en un icono de la lucha contra la emergencia climática.

También ha causado una ola mediática que se ha materializado en decenas de periodistas y cámaras captando cada movimiento de la joven desde su llegada en tren a la estación de Chamartín.

Thunberg ha accedido a la zona verde del recinto, reservada a los participantes de la sociedad civil, donde ha permanecido unos minutos, antes de trasladarse a la azul, donde se desarrollan las negociaciones de alto nivel.

Al llegar a la Cumbre, la activista se ha unido a los representantes de FFF, que participaban desde primera hora de la mañana en una sentada y, juntos, han empezado a cantar.

 

La joven sueca participará por la tarde en la Marcha por el Clima que recorrerá el centro de Madrid a partir de las 18:00 horas y antes, a las 16:30 horas, ofrecerá una rueda de prensa en la Casa Encendida.