El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha declarado, en relación a la celebración de la Cumbre del Clima, que hay mucho "alarmismo exagerado e infundado" respecto a la emergencia climática.

El político ha manifestado que le preocupa que esto afecte negativamente al empleo, en sectores como el turismo o la industria del automóvil, y a los agricultores españoles. "Es peligroso para el empleo el alarmismo que se está creando", ha expresado.

De esta manera, ha asegurado que Vox participa en este evento para "vigilar de cerca a la extrema izquierda".

El de Vox ha declarado que su partido es conservacionista, que siempre ha estado por preservar el medio ambiente, pero también están preocupados por la agricultura, la pesca y los que viven del mundo rural, que "se ven muy afectados por todo este alarmismo climático".

A su juicio, esa actitud "está causando mucho daño en su modo de vida y empieza a tener consecuencias graves" también para la industria, algunas de ellas de las "más importantes de España".

Se ha referido a la fel automóvil y ha criticado que, "en estos ambientes, se esté intentando acabar con la industria del diésel, como ha hecho este Gobierno", lo que supondría poner en peligro "cientos de miles de puestos de trabajo".

Según Espinosa de los Monteros, el cambio climático que existe probablemente venga "por causas distintas al hombre" y ha que tener "mucho cuidado por cómo se afronta".

El pasado 27 de septiembre, la Diputación Permanente del Congreso convalidó el Real Decreto-ley de medidas urgentes para la organización de la Cumbre del Clima (COP25), aprobado en el Consejo de Ministros, y respaldado por PSOE, PP, UP y Cs.

No obstante, Vox lo rechazó, alegando que se trataba de un evento "improvisado". Ignacio Gil Lázaro defendió que este "conllevará graves riesgos para el interés general y la imagen de España" y que responde a un "criterio de oportunidad con afán propagandístico".

Vox y la emergencia climática

Si bien el programa electoral de Vox no cuenta con un bloque de medidas destinado a la emergencia climática, la formación liderada por Santiago Abascal sí que incluye un par de puntos en relación al cuidado de los recursos hídricos y las energías renovables.

Estas son:

  • Diseñar y aplicar un nuevo Plan Hidrológico Nacional bajo el principio de la solidaridad y el bien común. Un plan que desde el respeto a la sostenibilidad de los recursos hídricos y de los ecosistemas, permita una gestión eficiente del agua.
  • Desarrollar un Plan de la Energía con el objetivo de conseguir la autosuficiencia energética de España sobre las bases de una energía barata, sostenible, eficiente y limpia.

Por su parte, el eurodiputado por Vox Jorge Buxadé aseguró que su partido ha "hecho una apuesta por las energías renovables".

"Que nos dejen de echar la culpa a los españoles y, en general, a los europeos del cambio climático. Que dejen de imponer una normativa, por ejemplo, a todos los agricultores españoles para el cumplimiento de normativa, supuestamente, para la protección de medio ambiente y, sin embargo, a los extranjeros no se les exige ese cumplimiento", afirmó.

Sobre las medidas de Vox para frenar el cambio climático, Buxadé señaló que "exigirán que en todos los tratados que firme la Unión Europea con estados extranjeros, se les exija a esos estados el cumplimiento de los mismos requisitos en materia de protección ambiental que se nos exigen a nosotros".