Un nuevo vídeo del tiroteo que ha dejado tres muertos y cuatro heridos en un centro comercial de Copenhague muestra al agresor portando un rifle mientras baja las escaleras del edificio, así como los momentos de auténtico pánico cuando realiza los disparos.

La policía danesa ha informado de que no ve indicios de terrorismo y mantiene la acusación de homicidio contra el sospechoso detenido ayer. En una rueda de prensa, el inspector jefe de la policía de Copenhague, Søren Thomassen, señaló que el detenido, un ciudadano danés de 22 años que al parecer tiene problemas psiquiátricos, actuó sólo y que la acción fue premeditada, aunque todavía se desconocen los motivos.

Los tres muertos son una mujer y un hombre de 17 años, ambos daneses, y un ciudadano ruso de 47 años residente en Dinamarca, y la policía cree que fueron víctimas al azar. Los cuatro heridos graves son dos mujeres danesas, de 19 y 40 años, y una adolescente de 16 años y un hombre de 50, ambos suecos.

Los tres muertos y los cuatro heridos graves fueron alcanzados por los disparos, mientras varias personas sufrieron lesiones leves durante la huida del centro comercial Field's.

Por otra parte, la policía llamó a los ciudadanos a ponerse en contacto con las fuerzas de seguridad si vieron algo o si tienen imágenes, pero pidió que no las compartan en las redes sociales por respeto a los familiares de las víctimas.

En una rueda de prensa anterior, Thomassen indicó que el autor de los disparos, que será interrogado a lo largo del día, tenía un rifle y munición cuando fue detenido.