La venta de platos, cubiertos, pajitas, bastoncillos y envases de plástico para alimentos quedará prohibida en la Unión Europea a partir del próximo sábado, 3 de julio.

En el caso de España, el Gobierno asegura que esta prohibición también será "efectiva" desde entonces, a pesar de que la directiva europea no está aún traspuesta a la legislación española. En este sentido, la agencia Europa Press cita una nota informativa del Ministerio para la Transición Ecológica que confirma que "las restricciones a la entrada en el mercado y las obligaciones de marcado entrarán en vigor a partir del 3 de julio de 2021".

Con esta nueva norma, la Comisión Europea busca retirar del mercado los productos de plástico de usar y tirar para los que ya existen alternativas. Para ello, aprobó hace ya dos años una directiva que daba de plazo a los Estados miembro hasta este sábado.

A finales de mayo, Bruselas pidió a los países de la UE que armonizaran la prohibición de plásticos de un solo uso y les urgió a garantizar que "las nuevas reglas son aplicadas de forma correcta y uniforme".

En concreto, la directiva europea establece que desde el 3 de julio de 2021 queda prohibida la venta de cualquier producto fabricado con plástico oxodegradable, con microesferas de menos de 5 milímetros, bastoncillos de algodón, cubiertos de plástico, platos, pajitas, palitos agitadores de bebidas, el palo de los globos, los recipientes de poliestireno expandido y los vasos de ese mismo material.

Ese mismo día entran en vigor en el conjunto de la UE una serie de obligaciones de marcado para compresas, tampones y aplicadores; toallitas húmedas; productos del tabaco con filtros y vasos de bebida.

El plazo, sin embargo, se cumple este sábado sin que España haya aprobado aún el proyecto de ley de residuos y suelos contaminados que incluye esta transposición. Una iniciativa legislativa aprobada por el Consejo de Ministros el pasado 18 de mayo que acaba de iniciar recientemente su tramitación parlamentaria.