La Unión Europea ha mostrado su predisposición a trabajar con el líder opositor venezolano Juan Guaidó para celebrar elecciones "creíbles, inclusivas y democráticas", pero en el mismo comunicado ha evitado tratarlo como presidente encargado, después de que el régimen del presidente Nicolás Maduro asumiera este martes el control de la Asamblea Nacional. No obstante, la Unión Europea sigue sin reconocer esos comicios como válidos.

"La UE mantendrá su compromiso con todos los actores políticos y de la sociedad civil que luchan por devolver la democracia a Venezuela, incluido en particular Juan Guaidó y otros representantes de la Asamblea Nacional saliente, elegida en 2015, que fue la última expresión libre de los venezolanos", han apostillado los 27 países miembros en el escrito, donde muestran su deseo de logran una salida pacífica a la crisis política que vive el país.

Aunque reconoce que la Asamblea Nacional elegida en 2015 es la última expresión libre de los venezolanos en un proceso electoral, la UE evita apoyar la extensión del mandato de Guaidó como presidente de la Cámara y por lo tanto como presidente encargado.

En diciembre los Veintisiete decidieron no reconocer el resultado de las elecciones legislativas en Venezuela, al considerar que no cumplieron los estándares internacionales "mínimos" y se dieron un mes de plazo para definir su relación con la Asamblea Nacional.

En este sentido, el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, ha lamentado "profundamente" que la Asamblea Nacional haya asumido su mandato este martes tras unos comicios que no fueron democráticos. Asimismo, ha reiterado su apuesta por un diálogo nacional inclusivo para salir de la crisis: "La UE llama a las autoridades venezolanas y sus líderes a priorizar los intereses del pueblo venezolano y unirse para empezar una transición liderada por venezolanos que pueda permitir una salida pacífica, inclusiva y sostenible a la crisis", ha añadido la declaración del Alto Representante.