RUTA MIGRATORIA DE LIBIA A ITALIA

RUTA MIGRATORIA DE LIBIA A ITALIA

UNICEF denuncia que tres de cada cuatro niños sufren abusos en la ruta migratoria hacia Italia

UNICEF ha entrevistado a mujeres y niños para conocer los principales desafíos a los que se han tenido que enfrentar. Tres cuartas partes de los menores aseguraron que habían sufrido violencia, acoso o agresión a manos de los adultos, y la mitad sufrieron palizas

Rescate frente a las costas de Libia
Rescate frente a las costas de Libia | Reuters/Archivo

El largo periplo que emprenden miles de personas para tratar de alcanzar la costa de Libia y, desde este punto, dar el salto definitivo a Italia, deja a estos migrantes a merced de las mafias y los abusos. Tres de cada cuatro niños han denunciado violencia, acoso o agresión, mientras que casi la mitad de las mujeres han sufrido algún tipo de violencia sexual, según recoge UNICEF.

UNICEF ha entrevistado a 80 mujeres y 42 niños para conocer los principales desafíos a los que se han tenido que enfrentar. Algunos de los menores entrevistados, de entre diez y 17 años, nacieron en Libia durante los viajes de sus padres.

Tres cuartas partes de los menores aseguraron que habían sufrido violencia, acoso o agresión a manos de los adultos y la mitad han afirmado que fueron víctimas de palizas u otros abusos físicos. El grado de incidencia es aún mayor en el caso de las niñas, según el estudio.

Más de una tercera parte de las mujeres y los niños entrevistados explicaron que los agresores llevaban uniformes, por lo que estarían asociados a ejércitos o milicias armadas. La mayoría de los abusos corresponden a controles de seguridad dentro de las ciudades o a lo largo de las carreteras.

Los abusos, aunque comunes, apenas se comunican a las autoridades. El silencio impera entre un colectivo con miedo a ser deportado o retenido y que teme el estigma que iría asociado a la denuncia, por lo que las estadísticas aún podrían estar incompletas y ser sólo la punta del iceberg de una tragedia soterrada.

Daños psicológicos

Algunas mujeres y niñas que pasaron por Jartum (Sudán) recibieron inyecciones de anticonceptivos y llevaron pastillas para utilizar en caso de emergencia. Situaciones como esta suponen para los afectados graves repercusiones psicológicas y sociales.

Parte de las mujeres dejaron atrás a todos o al menos alguno de sus hijos, con el trauma que ello supone. Muy pocos de los participantes en este estudio pudieron enviar dinero para mantener a sus hijos mientras se encontraban en tránsito, lo que ha dado lugar a situaciones de estrés psicológico, tanto para las madres y niños como para los cuidadores en las comunidades de origen de la persona migrante.

Menores no acompañados

"Salí de Níger hace dos años y medio. Quería cruzar el mar en busca de trabajo, trabajar duro para ganar un poco de dinero y ayudar a mis cinco hermanos de vuelta a casa", relata Issaa, un niño de 14 años que viajó sólo hacia Libia, donde ahora se encuentra detenido y sin perspectivas de futuro.

De los 256.000 migrantes que se encuentran en Libia, un 9% son niños, una tercera parte menores no acompañados. Como Issaa, miles de niños que viajan sin compañía son especialmente vulnerables a todas las formas de violencia, abuso y explotación, incluida la trata de personas.

Seguro que te interesa

EP | Madrid | 28/02/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.