EN EL METRO DE SAN PETERSBURGO

EN EL METRO DE SAN PETERSBURGO

Brutal reacción contra el 'manspreading': echa una solución de agua y lejía en la entrepierna de los hombres

La activista rusa Anna Dovgaliuk ha comenzado su lucha contra el denominado 'manspreading'. Y lo ha hecho de una polémica forma: derramando agua y lejía en la entrepierna de los varones que viajan en el metro de San Petersburgo. Una iniciativa que ha llevado a cabo a través de un vídeo manifiesto para terminar con una práctica que tacha de "agresión de género".

laSexta.com | Madrid | 26/09/2018

La lucha contra el 'manspreading' ha comenzado. La activista rusa Anna Dovgaliuk ha lanzado un vídeo manifiesto dedicado a la lucha contra la costumbre de algunos hombres, al sentarse en el transporte público, de abrir las piernas hasta ocupar el espacio de otro pasajero.

"Es extremadamente importante para mí llamar la atención de las personas hacia este tema, para provocar una discusión y, en consecuencia, la creación de normas legislativas que penalicen el 'manspreading', porque se trata de una falta de respeto público hacia las mujeres y niños y es una vergüenza para la sociedad", comenta en el vídeo.

Una práctica que indigna a muchas mujeres y que la joven estudiante de San Petersburgo ha decidido poner solución de forma drástica "ante la pasividad del Gobierno". ¿Cómo? Rociando el pantalón de cada hombre que vea con las piernas abiertas en el metro con una mezcla de agua y lejía.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.