El coronavirus ya circulaba por Italia en septiembre de 2019. Así lo indica un estudio del Instituto de Tumores de Milán y la Universidad de Siena que indica que un 14% de los voluntarios sometidos a pruebas diagnósticas tienen anticuerpos desde hace más de un año.

Ambas instituciones han publicado un artículo en el que aseguran que, analizando pruebas de tumores pulmonares de 959 sujetos entre septiembre de 2019 y marzo de 2020, el 11,6% de las mismas (111) tenían ya anticuerpos de COVID-19, el 14% de ellos ya en el pasado año.

Estos casos se dieron cinco meses antes de que se registraran los primeros contagios en el país transalpino, en concreto en la región de Lombardía, en el mes de febrero. De hecho, más de la mitad de voluntarios que en septiembre tenían anticuerpos, un 53,2%, era de la región mencionada, la más golpeada por el COVID-19. Si bien, también se han registrado anticuerpos antiguos en voluntarios de otras cinco regiones del país.

El resultado de esta investigación concluye, según José Martínez Olmos, que "estábamos ante una enfermedad desconocida, que hay un gran número de asintomáticos y que el personal sanitario lo confundió con la gripe". El ex secretario general de Sanidad ha indicado en Al Rojo Vivo que "prácticamente estábamos a ciegas" cuando la crisis sanitaria estalló.

En declaraciones a Al Rojo Vivo, Martínez Olmos ha señalado que esto nos lleva a hacer "una reflexión" sobre las mejoras en "el sistema de vigilancia epidemiológica", que nos podrían llevar a "adelantar las alertas sanitarias".

El Gobierno italiano ha aplicado el toque de queda nacional entre las 22:00 y las 05:00 horas hasta el próximo 3 de diciembre, mientras que ha restringido los horarios de la restauración y ha cerrado cines, teatros, gimnasios o piscinas. Asimismo, ha impuesto un sistema con tres niveles de alerta -rojo, naranja y amarillo- para clasificar las restricciones.

En la actualidad, las regiones más afectadas que viven prácticamente en un confinamiento son: Lombardía, Piamonte, Valle de Aosta, Toscana, Trentino-Alto Adige (norte), y las sureñas Campania y Calabria.