El presidente de EEUU, Donald Trump, publicó un vídeo en Twitter en el que se le veía visiblemente pálido minutos después de partir de la Casa Blanca para ser ingresado en un hospital militar en el que afirmó que está está "muy bien", pero que quiere asegurarse de que "las cosas funcionan".

"Quiero dar las gracias a todo el mundo por el apoyo tremendo. Voy al Hospital Walter Reed. Creo que estoy muy bien, pero vamos a asegurarnos de que las cosas funcionan. La primera dama está muy bien, por lo que muchas gracias, lo aprecio, nunca lo olvidaré gracias", dijo el presidente en la grabación, de 18 segundos de duración y hecha dentro de la Casa Blanca, en la aparece de pie vestido con chaqueta y corbata.

 

Minutos antes, Trump había salido caminando delante de las cámaras de televisión al jardín de la Casa Blanca para tomar el helicóptero que le ha trasladado al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, en la que ha sido su primera aparición pública tras confirmarse la pasada madrugada su positivo por coronavirus.

Trump abandonó la mansión presidencial con una mascarilla, saludando a las cámaras y levantando el pulgar. Anteriormente, la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, había informado de que el presidente, de 74 años, iba a ser trasladado durante unos días al hospital, situado en Bethesda (Maryland), en las afueras de la capital estadounidense, por "precaución".

"El presidente Trump permanece con buen ánimo, tiene síntomas leves y ha estado trabajando durante todo el día. Por precaución y por recomendación de su médico y expertos, el presidente trabajará desde las oficinas presidenciales del (hospital) Walter Reed los próximos días", dijo McEnany.

La decisión de trasladar a Trump se tomó después de que el médico del presidente en la Casa Blanca, Sean Conley, explicase que se le administró dosis de ocho gramos del cóctel experimental de anticuerpos de la farmacéutica Regeneron.

Además, Trump ha estado tomando "zinc, vitamina D, famotidina" -un medicamento para tratar las úlceras o el reflujo gástrico-, melatonina (una hormona para tratar los trastornos de sueño) y una aspirina diaria, precisó el doctor.

"El presidente sigue fatigado pero con buen estado de ánimo. Un equipo de expertos le está evaluando, y todos juntos haremos recomendaciones al presidente y a la primera dama sobre los mejores pasos a dar" en su tratamiento, agregó Conley.

Por su parte, la primera dama, Melania Trump, que también dio positivo, "sigue estando bien, con solo una leve tos y dolor de cabeza, y el resto de la familia (de Trump) se encuentra bien y hoy dieron negativo por SARS-CoV-2", concluyó el médico. El presidente reúne varios de los factores de riesgo para desarrollar síntomas más graves de COVID-19, debido a su edad, su género y la obesidad que padece.