El presidente de EEUU, Donald Trump, aseguró que responderá a la nueva batería de aranceles que el Gobierno chino ha impuesto a bienes estadounidenses por valor de 75.000 millones de dólares, en lo que supone un nuevo episodio en la guerra comercial.

 

"Responderé a los aranceles chinos esta tarde. ¡Esta es una GRAN oportunidad para Estados Unidos!", sostuvo el mandatario en un mensaje divulgado en su cuenta personal de Twitter.

En una cadena de tuits, Trump acusó al gigante asiático de haber robado a su país "cientos de millones de dólares" mediante la apropiación indebida de propiedad intelectual y se comprometió a no permitir que esta situación continúe.

 

"No necesitamos a China y, francamente, estaríamos mucho mejor sin ella. La vasta cantidad de dinero obtenido y robado por China a Estados Unidos, año tras año, durante décadas, debe acabar y lo hará", agregó.

Asimismo, "ordenó" a las compañías nacionales que comiencen a evaluar "una alternativa" al país asiático para llevar a cabo su producción. "Por la presente, nuestras grandes empresas estadounidenses tienen órdenes de comenzar a buscar una alternativa a China, incluida la posibilidad de traer sus compañías de vuelta a CASA y elaborar su productos en EEUU", señaló.

Por último, el presidente Trump exigió a las principales empresas de mensajería del país que comiencen a "localizar y rechazar" cualquier envío procedente de China que contenga fentanilo, un analgésico sintético 50 veces más potente que la heroína y que generalmente llega a EEUU desde el país asiático.