El presidente de EEUU, Donald Trump, aprobó el jueves un ataque contra Irán en respuesta al derribo de un dron estadounidense, pero suspendió la orden antes de que el Pentágono la ejecutase, según ha informado 'The New York Times'.

Trump había aprobado ataques contra varios objetivos iraníes, como radares o baterías de misiles, según funcionarios citados por el rotativo.

La operación, prevista para antes de las 19:00 del jueves, hora local de Washington, (02:00 del viernes GMT), ya estaba en marcha: los aviones estaban ya en el aire y los buques en posición, cuando la operación quedó suspendida antes de que se disparase ningún misil, según los funcionarios.

Por el momento se desconocen los motivos de la suspensión y si los ataques han quedado cancelados o solamente pospuestos. Entretanto, la autoridad de aviación estadounidense ha prohibido a todos los vuelos comerciales del país sobrevolar Irán.

El jueves, Irán había abatido un dron de la Armada de EEUU cuando, según Teherán, entró en su espacio aéreo para tareas de vigilancia. Sin embargo, el Pentágono sostiene que el aparato se encontraba en misión de reconocimiento sobre aguas internacionales.

El derribo elevó más si cabe las tensiones entre ambos países, una relación que se ha deteriorado desde que Trump decidió retirarse del acuerdo nuclear con Irán y las potencias europeas.

Una decisión que acompañó con la reanudación de las sanciones contra la República Islámica levantadas bajo el pacto y que reforzó en mayo con el fin de las exenciones a otros países para la compra de crudo iraní.

Tras conocer el derribo del dron, Trump recurrió a su cuenta de Twitter para publicar un mensaje en tono amenazante: "¡Irán ha cometido un gran error!".

 

Sin embargo, horas más tarde, el mandatario restó importancia al suceso y señaló que posiblemente se había tratado de un accidente. "Me parece difícil creer que fuera intencionado. Creo que fue alguien imprudente y estúpido el que lo hizo", afirmó a la prensa, durante un encuentro con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.