El presidente de EEUU, Donald Trump, donó 100.000 dólares, un trimestre de su sueldo, al Departamento de Seguridad Nacional, que se encarga, entre otras cosas, de la vigilancia fronteriza.

"Dono mi salario anual de 400.000 dólares a diferentes agencias a lo largo del año, este a Seguridad Nacional", dijo en Twitter, donde adjuntó una copia del cheque con el que realizó la donación.

 

El presidente dijo que si no hiciera estas donaciones, los medios le criticarían. Trump prometió durante la campaña electoral que, de ganar los comicios, o donaría su sueldo o se lo devolvería al Departamento del Tesoro.

"Si salgo elegido presidente, no aceptaré el sueldo, ¿de acuerdo? Eso no es un problema para mí", dijo durante un mitin el entonces candidato republicano, cuya fortuna asciende a 3.700 millones de dólares, según la revista Forbes.

Posteriormente, durante una entrevista con el programa de la cadena CBS '60 Minutos', Trump matizó que aceptaría recibir un dólar porque la ley le obliga a percibir un salario como presidente.

Tras llegar a la Casa Blanca, Trump hizo su primera donación al Servicio de Parques Nacionales, una institución muy valorada entre los estadounidenses que justo había celebrado su centenario.

En 2018 hizo donaciones al Departamento de Asuntos para los Veteranos, a la Administración de la Pequeña Empresa y al Instituto Nacional sobre el Abuso al Alcohol y el Alcoholismo.