"Las fake news hacen que parezca un pecado mortal. ¡Sabía que esto sucedería!". Así se defiende Donald Trump tras las últimas críticas recibidas. El presidente de EEUU acudió este fin de semana al Trump National Golf Club en Sterling, Virginia, para jugar al golf. Una imagen no exenta de polémica cuando la pandemia de COVID-19 sigue avanzando en EEUU.

"Para salir y quizás, incluso hacer un poco de ejercicio, jugué al golf durante el fin de semana. (...) Lo que no dicen es que fue mi primer golf en casi tres meses. Están enfermos de odio y deshonestidad. ¡Están realmente trastornados!", ha añadido el presidente a través de Twitter. Lo cierto es que Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia, con 1.640.630 casos y 97.599 muertes por el virus.

 

Durante su defensa Trump también ha aprovechado para arremeter contra Obama y su Administración. "No mencionan todo el tiempo que Obama pasó en el campo de golf, a menudo volando a Hawái (...) ¿Qué le hizo eso a la llamada Huella de Carbono?", apunta el actual presidente de EEUU, que ha prohibido la entrada de extranjeros procedentes de Brasil.