"Los medios de las 'fake news' son el partido de oposición", ha escrito Trump en su Twitter, recurriendo a las mayúsculas para reforzar su mensaje. "Es muy malo para nuestro gran país... pero estamos ganando", ha añadido.

 

"No hay nada que me gustaría más para nuestro país que una verdadera libertad de prensa", ha afirmado. Trump ha defendido que "la prensa es libre de escribir y decir lo que quiere, pero buena parte de lo que dice son noticias falsas, promueve una agenda política o simplemente intenta perjudicar a personas". "La honestidad gana", ha añadido.

 

Más de 300 periódicos de Estados Unidos se han aliado para publicar editoriales en los que defienden la libertad de prensa y responden a los reproches contra los medios de Trump, que no ha dudado en tachar de 'fake news' cualquier información crítica con su Gobierno.

Promovida por 'The Boston Globe', la iniciativa ha tenido un seguimiento masivo que va desde cabeceras locales al poderoso 'The New York Times'. Entre las empresas que se han sumado figuran algunas de estados donde Trump se impuso en las elecciones presidenciales de 2016.

Según el texto publicado por 'The Boston Globe', el presidente ha librado "un asalto sostenido contra la prensa libre" desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2017, a pesar de que precisamente la "grandeza" de Estados Unidos depende de que los medios puedan "decir la verdad a los poderosos".

"Etiquetar a la prensa como 'enemiga del pueblo' es tan antiestadounidense como peligroso para el pacto cívico que hemos compartido desde hace más de dos siglos", lamenta el rotativo en su editorial.

Los periódicos que se han sumado a esta movilización responden a mensajes como uno publicado en febrero vía Twitter por Trump en el que carga directamente contra 'The New York Times' y las cadenas NBC, ABC, CBS y CNN. "Los medios de las 'fake news' no son mi enemigo, son el enemigo del pueblo americano", proclamó entonces.

'The Kansas City Star' ha equiparado este tipo de comentarios con los que en su día pronunciaba el dirigente soviético Josef Stalin para silenciar a la disidencia. "Cualquier asunto del que un funcionario no quiera hablar o que un lector no quiera saber es 'fake news' ahora", ha lamentado el diario.

Por su parte, 'The New York Times' ha sostenido que "criticar a los medios, por darle menos o más importancia a las noticias, por equivocarse en algo, es completamente correcto". "Los reporteros y editores son humanos y cometen errores. Corregirlos es crucial para nuestro trabajo", ha defendido el histórico diario.

Sin embargo, ha añadido, "insistir en que las verdades que no te gustan son 'fake news' es peligroso para el alma de la democracia. Y decir que los periodistas son los 'enemigos del pueblo' es peligroso". Trump ha tenido en su réplica en Twitter palabras también para el 'Boston Globe' y el diario neoyorkino.

"El 'Boston Globe', que fue vendido al fallido 'New York Times' por 1.300 millones de dólares (más 800 millones en pérdidas e inversión), o 2.100 millones de dólares, fue luego vendido por el 'Times' por un dolar. Ahora el 'Globe' está en colusión con otros diarios sobre la libertad de prensa. ¡Demostradlo!", ha señalado.