Donald Trump ha indultado al que fuera su asesor político y jefe de campaña Steve Bannon, acusado de conspiración para cometer fraude y blanqueo de dinero en el marco de un proyecto de recaudación de fondos para la construcción del muro de México. Lo ha hecho solo unas horas antes de abandonar la Casa Blanca.

Steve Bannon fue detenido el pasado mes de agosto junto a otras tres personas, acusados de "orquestar un esquema para defraudar cientos de miles de dólares a los donantes" de la campaña 'Nosotros construimos el muro', según apuntó la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.

Y es que, a través de una campaña de 'crowdfunding' recaudaron más de 25 millones de dólares de los que, según dijeron "reiteradamente", "no cogerían ni un centavo para sus salarios". Sin embargo, los investigadores afirman que Bannon usó más de un millón de dólares para pagar los sueldos de los otros detenidos y cientos de miles de dólares para gastos personales.

Los 'perdones presidenciales' de Trump

En los últimos días se había estado especulando acerca de los destinatarios de los perdones presidenciales que Trump se habría reservado antes de que el presidente electo, Joe Biden, asumiera el cargo, llegando incluso a contemplar la posibilidad de que él y sus hijos formaran parte de la lista.

Además de Bannon, entre los perdonados están los raperos Lil Wayne y Kodak Black, el antiguo director financiero de la Organización Trump, Elliott Broidy, y el exalcalde de Detroit, Kwame Kilpatrick, quien en 2008 se declaró culpable de obstrucción a la justicia como parte de un acuerdo de culpabilidad en una investigación en la que él y su padre habían aceptado sobornos a cambio de contratos públicos.

En el caso de Lil Wayne, cuyo nombre real es Dwayne Michael Carter Jr., el rapero se declaró culpable en diciembre de un cargo federal por posesión de armas, algo que no le estaba permitido debido a delitos anteriores. El otro cantante, Kodak Black, en realidad Bill Kapri, fue sentenciado a 46 meses de prisión por posesión ilegal de armas de fuego, después de admitir en 2019 que había falsificado los formularios federales que se necesitan cumplimentar para poder acceder a ellas.

Broidy, quien se desempeñó como uno de los principales recaudadores de fondos para la campaña política Trump y el Partido Republicano, se declaró culpable en octubre de 2020 de varios delitos económicos. En total, otras 70 personas han sido indultadas en esta ocasión.