Los ciudadanos de Estados Unidos siguen conmocionados con el asesinato de George Floyd a manos de un policía. En mitad de una jornada marcada por el luto en la que se ha llevado a cabo el funeral del ciudadano afroamericano, Donald Trump ha celebrado los datos del paro en el país dejando una frase muy comentada.

El presidente estadounidense ha realizado un discurso en el que ha celebrado la bajada de ese porcentaje de desempleo (13,3%), toda una sorpresa después de las previsiones que anunciaban que llegaría incluso al 20% por la crisis del coronavirus.

Trump cree que es "un gran, gran día para todo el mundo", incluyendo a George Floyd. "Espero que George -Floyd- esté mirándonos ahora mismo y diciendo: "Esto que está pasando en nuestro país es genial. Es un gran día para él, es un gran día para todo el mundo. Es un gran día en términos de igualdad", afirma Trump.

 

En Minneapolis ha tenido lugar el principal homenaje a Floyd, en el que familiares y amigos se han despedido del afroamericano entre lágrimas. En ese funeral han estado Martin Luther King III, el hijo mayor del líder de los derechos civiles para los afroamericanos, y el reverendo Jesse Jackson, que estuvo a su lado en las marchas de los años 60.