Donald Trump ha anunciado que que distribuirá de manera gratuita el tratamiento ha recibido contra el COVID-19. Lo ha hecho en un mensaje en redes sociales en el que ha tildado de "bendición de Dios" el haberse contagiado de coronavirus.

En un vídeo difundido en Twitter ha indicado que el cóctel experimental de Regeneron que le administraron será aprobado y distribuido gratuitamente por el Gobierno. "Os vamos a dar el medicamento, vamos a distribuirlo a los hospitales tan pronto como podamos", ha apuntado.

Precisamente, el presidente estadounidense regresó este miércoles al Despacho Oval a trabajar con sus asesores, a pesar de no haber superado todavía el virus y no haber dado negativo en las pruebas diagnósticas.

 

El presidente, que abandonó el hospital el martes, había estado trabajando desde la residencia presidencial, en el segundo piso de la mansión. Sin embargo, ya ha regresado al Despacho Oval y se ha reunido con su jefe de gabinete, Mark Meadows, y su subdirector de comunicaciones y redes sociales, Dan Scavino.

"Podemos interactuar con él a distancia y la gente puede llevar mascarillas, anteojos o guantes, o lo que se necesite", indicó Brian Morgenstern, uno de los portavoces de la Casa Blanca, en declaraciones recogidas por EFE.

Continúa su estrategia electoral

La decisión de Trump de volver a su escenario habitual de trabajo en plena cuarentena encaja con su estrategia de minimizar su diagnóstico de COVID-19, en un intento de controlar el discurso público a 26 días de las elecciones, y rezagado en las encuestas frente al candidato demócrata, Joe Biden.

Al regresar a la Casa Blanca, el magnate pidió a los estadounidenses "no temer" a la pandemia ni dejar que "domine" sus vidas, a pesar de que la abrumadora mayoría de los ciudadanos no tienen acceso a los recursos que él ha tenido a su disposición.

El médico de Trump en la Casa Blanca, Sean Conley, aseguró este miércoles que el presidente se encontraba "genial", que "ya lleva cuatro días sin fiebre, más de 24 horas sin síntomas, y no ha necesitado ni recibido oxígeno suplementario desde su hospitalización inicial".