Al menos tres personas han muerto y 172 han resultado heridas por un tornado que azotó La Habana, según informó el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

El tornado afectó a los distritos capitalinos de Regla, Diez de Octubre y San Miguel del Padrón y causó "cuantiosos daños en instalaciones públicas y viviendas", informaron las autoridades.

También se han registrado "ligeras inundaciones en varios sectores del Malecón de La Habana y otras zonas bajas del litoral tanto en la capital como en las provincias occidentales de Pinar del Río, Mayabeque y Artemisa".

 

El tornado, que dejó gran parte de la capital cubana sin electricidad, ha provocado "la caída de árboles, postes del tendido eléctrico, rotura de puertas y ventanas", así como "daños en techos de casas y algunos derrumbes", según medios locales.

La Defensa civil cubana ha llamado a la población a no salir a la calle.