El aeropuerto de Kabul ha amanecido tranquilo este domingo, tras el caos que la víspera dejó al menos siete fallecidos, entre ellos niños, en las inmediaciones de la única vía de salida de la capital afgana, donde una veintena de personas han muerto desde que el proceso de evacuación comenzó hace una semana, según fuentes de la OTAN a 'Sky News'.

La multitud, no obstante, sigue concentrada en los alrededores del aeródromo para intentar salir de Afganistán. Tras los disturbios del sábado, los talibanes aseguran que han enviado a su unidad de élite a controlar los accesos de la infraestructura.

El sábado, el descontrol allí se saldó con varios muertos, disparos al aire y estampidas, mientras los soldados británicos, desbordados, intentaban socorrer a la multitud, atendiendo a niños heridos y personas deshidratadas en una situación límite que trataban de calmar sin éxito.

Evacuar a las personas de Kabul es cada vez más difícil y peligroso. Prueba de ello son las imágenes de un avión A400 francés que lanzaba bengalas para evitar posibles ataques con misiles antiaéreos guiados por calor. A su vez, empiezan a tomar peso los rumores de que el ISIS, grupo enfrentado con los talibanes, podría aprovechar la situación de caos para atentar.

Entretanto, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd J. Austin III, ha pedido la activación de la Flota Aérea Civil de Reserva para que participe en las labores de evacuación. Es la tercera vez que se activa; la última fue en Irak entre 2002 y 2003.

Así, según indica el Pentágono en un comunicado, se utilizarán 18 aviones de seis aerolíneas comerciales. No obstante, estas aeronaves no volarán al aeropuerto de Kabul, sino que se utilizarán para transportar evacuados desde refugios temporales y bases provisionales.

Mientras, del resto de calles de Kabul llega poca información, puesto que apenas hay periodistas. Desde allí, no obstante, llegan imágenes de un gran incendio ocurrido la pasada noche.

El Ejército del Aire evacúa a otras 177 personas

Entretanto, dos aviones del Ejército del Aire español han evacuado desde Kabul a Dubái a 177 personas esta madrugada, cuya llegada a la base aérea de Torrejón de Ardoz se espera para esta noche, según ha informado el Ministerio de Defensa.