Miles de personas se han congregado para connemorar el 50º aniversario de la marcha sobre Washington, en la que Luther King pronunció su discurso "Yo tengo un sueño". Al acto han acudido ciudadanos de todos los rincones del país, que juntos han gritado proclamas de igualdad y justicia para todos los hombres.