El Gobierno de Suecia ha confirmado este lunes que ha tomado la decisión de solicitar formalmente la adhesión a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), solo un día después de que la vecina Finlandia tomara la misma decisión.

De esta forma, ambos países abandonan su postura de neutralidad histórica y suman miles de kilómetros de frontera con Rusia, a pesar de las advertencias explícitas de su presidente, Vladímir Putin.

"Hay una amplia mayoría en el Parlamento sueco para unirnos a la OTAN", ha asegurado la primera ministra Magdalena Andersson después de un debate sobre el asunto. "Lo mejor para Suecia y para la población sueca es unirnos a la OTAN", ha insistido.

En una comparecencia, Andersson ha asegurado que están dispuestos a presentar la solicitud entre hoy y el miércoles, pero que lo harán de manera conjunta con el Gobierno finlandés que preside la también socialdemócrata Sanna Marin. La premier sueca ha insistido en que no creen que exista una amenaza militar directa contra su país por adoptar esta decisión.

Desde España, Pedro Sánchez ha celebrado el anuncio sueco de solicitar su adhesión a la Alianza, que ha aplaudido como "una decisión soberana que reforzará la Alianza Atlántica para afrontar juntos los desafíos del presente y del futuro".

La reacción de Rusia

Mientras, el presidente ruso, Vladímir Putin, ha asegurado que la ampliación de la OTAN a Finlandia y Suecia no es un problema para Rusia, pero sí lo será si incluye el despliegue de armamento en territorio de esos países.

"Rusia no tiene problemas con esos países, ya que su ingreso en la OTAN no crea una amenaza", ha dicho Putin durante la cumbre de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), tras lo que matizó que si la ampliación va acompañada del emplazamiento de "infraestructura militar", Moscú tendrá que "reaccionar".

En este sentido, esta mañana el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, ha aseverado que "es un nuevo grave error con consecuencias de largo alcance", que "aumentará el nivel general de tensión militar y será menos predecible la situación en este ámbito".