El presidente de Sierra Leona, Julius Maada Bio, ha declarado la violación y la violencia sexual como una "emergencia nacional" y establece la cadena perpetua para violadores de menores.

En un mensaje desde el palacio presidencial en Freetown, el presidente sierraleonés explicó que hay casi 3.000 casos denunciados de agresión sexual, de los cuales 602 víctimas tenían menos de 13 años y siete de ellas fueron infectadas de VIH tras la agresión. "2.404 tienen enfermedades de transmisión sexual, otras miles están aterrorizadas y traumatizadas por el sufrimiento y solo 39 de estos 3.000 casos se han llevado ante la justicia; a 2.961 supervivientes de violencia sexual se les ha negado justicia", señaló Maada Bio.

Por eso, el mandatario, decidió declarar la "emergencia nacional" por esta lacra. Entre las medidas anunciadas, está permitir la cadena perpetua para los declarados culpables de abusos sexuales a menores, delito que, hasta ahora, podía conllevar penas de prisión de no más de 15 años.

"El presidente de la Corte Suprema debe considerar crear una división especial que asigne jueces que se encarguen de casos de violencia sexual y violaciones", remarcó el presidente. También aseguró que trabajará de la mano con instituciones para poder garantizar todo tipo de servicios a las víctimas, desde mecanismos de denuncia e investigación a una persecución por parte de la Fiscalía que sea gratuita, rápida y fácil.

Asimismo, el presidente prometió una policía especializada con buen material forense que ayude a recoger datos de las agresiones, y ordenó a los hospitales facilitar servicios médicos gratuitos a todas las víctimas de estos delitos.

La doctora Olabisi Claudius Cole, empleada del Rainbow Centre, que da servicios médicos y psicosociales a esas víctimas, explicó que esa institución atendió 3.137 casos en los cinco centros que tiene en Freetown, y celebró el anuncio presidencial. "Estoy muy feliz de que el problema de base de la violencia sexual en Sierra Leona por fin esté llamando la atención del Gobierno y se estén tomando medidas concretas", dijo la médica.

El mes pasado, un tribunal condenó a dos días de cárcel a un hombre de 70 años que violó a una menor, de 13 años, en una sentencia que causó una gran indignación en el país.