El buque de desembarco "Orsk" de la Flota del Mar Negro de la Armada Rusa ha atracado en el puerto ucraniano de Berdiansk, una zona controlado por el Ejército ruso y ubicada a menos de 90 kilómetros de Mariúpol. En su interior transporta una carga de equipamiento bélico para apoyar la invasión de Ucrania, siendo este el primer buque de guerra ruso que atraca en este puerto.

Este movimiento llega horas después de que Ucrania haya rechazado el 'ultimátum' de Rusia para que el ejercito ucraniano deponga las armas y abandone Mariúpol. El Ministerio de Defensa ucraniano ha tildado de "delirio" esta orden.

Así lo a confirmado la Armada Rusa en el vídeo difundido por el canal ruso Zvezda, perteneciente al Ministerio de Defensa: "El buque de desembarco de la Flota del Mar Negro llegó y descarga ahora transportes blindados para fortalecer nuestra agrupación militar", lo que el Kremlin se empeña en llamar "operación especial" en Ucrania.

Desde el departamento militar ruso califican la llegada del buque de desembarco al puerto de Berdiansk como un "importante suceso que abre posibilidades logísticas a la Flota del Mar Negro, que podrá usar en su totalidad la infraestructura del puerto", añade el vídeo, en el que se observa la descarga de un transporte blindado con una "Z" en el lateral, uno de los identificativos de la contienda rusa en Ucrania.

Aunque no se han dado cifras de la cantidad de blindados, la Armada Rusa destaca la importancia de utilizar el puerto como vía para el abastecimiento de las tropas. Los buques como "Orsk", perteneciente a la brigada de buques de desembarco de la base naval rusa en la península de Crimea, anexionada ilegalmente por Rusia en 2014, pueden transportar hasta 20 tanques o 40 transportes blindados.

En el marco de la contienda, las fuerzas rusas han logrado hacerse con el control de casi todo el litoral del mar de Azov, con excepción del puerto de Mariúpol, que no se rinde. Según Zvezda, en la "operación especial militar" participan al menos 10 buques de desembarco como el "Orsk".