LOS VEINTIOCHO ANALIZAN NUEVAS SANCIONES

LOS VEINTIOCHO ANALIZAN NUEVAS SANCIONES

Rusia se mantiene impasible a las duras críticas de la ONU y del Consejo de Seguridad

Rusia desoye los reproches internacionales acerca de la anexión de la Península de Crimea. El embajador ruso, Vitaly Churkin, ha defendido en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU que esta incorporación territorrial corresponde a "corregir una injusticia histórica". Además, comienza este jueves la cumbre de los Veintiocho en la que se adoptarán nuevas sanciones contra Rusia.

Rusia desoye los reproches de la ONU y el resto del Consejo de Seguridad
El embajador ruso ante Naciones Unidas, Vitaly Churkin, en una reunión del Consejo de Seguridad | EFE

Rusia se ha mantenido impasible en la defensa de sus acciones en Ucrania frente a los reproches del resto del Consejo de Seguridad de la ONU tras su anexión de Crimea, en una reunión en la que se subió el tono ante el cruce de acusaciones.

El subsecretario general de la ONU, Jan Eliasson, ha advertido al inicio de la reunión de una "escalada peligrosa" de las tensiones en Crimea que amenaza con tener implicaciones para la paz y la seguridad de la comunidad internacional.  Por su parte, el enviado de Naciones Unidas para estudiar la situación de los derechos humanos en Ucrania, Ivan Simonovic, ha comentado que en los últimos días ha habido "cambios tremendos" en Crimea que "lamentablemente no son para bien". Y añadió, que considera "urgente" evaluar las informaciones sobre violacines de derechos humanos en Crimea.

El embajador ruso, Vitaly Churkin, ha defendido en esta reunión que la incorporación de Crimea a Rusia "ha corregido una injusticia histórica" e insistió en los argumentos de Moscú de que en el actual Gobierno ucraniano hay elementos "racistas, antisemitas y xenófobos", y señaló con ironía que "es con ellos con los que la Unión Europea quiere firmar un acuerdo de asociación".

Paralelamente, los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintiocho debatirán en la cumbre que comienza este jueves adoptar nuevas sanciones contra Rusia. Además, para demostrar su apoyo a Ucrania, firmarán con su primer ministro, Arseni Yatseniuk, los capítulos políticos del nuevo Acuerdo de Asociación.

Sin embargo, los líderes europeos no tienen previsto activar de momento la denominada "tercera fase" de medidas contra Moscú, que incluye sanciones económicas, comerciales y energéticas, debido a la fuerte división entre los Estados miembros y al temor a las consecuencias que podría tener para la propia UE, fuertemente dependiente del gas ruso.

Mientras que Reino Unido, Polonia, Lituania o Suecia piden la máxima dureza contra Rusia, otros países como Alemania o España abogan por mantener el diálogo y evitar que aumente más la tensión.

Ante estas diferencias, lo más probable es que los Veintiocho se limiten a ampliar la lista de 21 dirigentes rusos y ucranianos a los que se ha congelado las cuentas y prohibido viajar a la UE, incluyendo a gente "próxima" al presidente, Vladimir Putin. También podría oficializarse la suspensión de la próxima cumbre entre la UE y Rusia prevista para junio.

Agencias | Madrid | 20/03/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.